¡La desperdicia Navarro! Tenía el balón y la manda encima del travesaño